Estás en: Psicología > Trastorno de personalidad > > Trastorno obsesivo compulsivo de la personalidad

Trastorno obsesivo compulsivo de la personalidad


Las personas tenemos algunas manías, tic nerviosos que son normales y forman parte de los hábitos que tenemos, el trastorno de la personalidad obsesivo compulsivo va más allá donde la rigidez y las escasas relaciones interpersonales se hacen evidentes.

Empezaremos por hacer una aclaración, pues el trastorno obsesivo compulsivo de la personalidad, puede llegar a ser confundido con el trastorno obsesivo compulsivo relacionado a la ansiedad, si bien pueden compartir algunos síntomas, el primero se caracteriza por que la persona cree que sus pensamientos son correctos, no así el segundo en los cuales tienen pensamientos indeseables.

Trastorno de la personalidad

Trastorno de la personalidad

A partir de esto empezamos a explicar que el trastorno de la personalidad obsesivo compulsiva tiene como principal característica el control mental, la preocupación por el orden y el perfeccionismo. Los síntomas empiezan en la edad adulta, normalmente se enfadan en situaciones en las que no pueden mantener un control sin llegar a mostrar de forma abierta su posible ira, al demostrar afecto lo hacen de forma controlada, por ello sus relaciones personales cotidianas suelen ser formales y serias. Al momento de hablar, se contienen hasta estar seguros que aquello que dirán es perfecto para la ocasión. El perfeccionismo de estas personas puede interferir con su capacidad para resolver problemas, debido a que suelen ser muy autocríticos, tienen dificultades importantes en el trabajo especialmente en aquellos que requieren flexibilidad y transigencia.

Los criterios que debemos tener en cuenta al momento de reconocer este trastorno son:

  • Preocupación por detalles, normas, listas, orden, horarios u organización, llegando a perder de vista el objeto de la actividad.
  • Perfeccionismo que no le permite terminar las tareas al no cumplir con sus propias exigencias.
  • Excesiva dedicación al trabajo y productividad, relegando actividades de ocio y relaciones interpersonales.
  • Escrupulosidad, terquedad e inflexibilidad en temas de moral, valores y ética.
  • Demuestra rigidez y obstinación.

Estas son las características del trastorno de la personalidad obsesivo compulsivo, las personas que lo tienen pueden recibir un tratamiento conjunto de medicación y psicoterapia, para disminuir las conductas perjudiciales en su vida. Siga leyendo nuestro blog con temas que seguramente llamarán su atención.