Estás en: Psicología > Ansiedad > > ¿Será que eres un candidato a padecer de ansiedad? Conoce la psicología del falso paciente.

¿Será que eres un candidato a padecer de ansiedad? Conoce la psicología del falso paciente.


Es muy interesante ver como aquello que no puedes tocar se convierte en algo físico, mas no agradable, sabía usted que debido al vertiginoso ritmo con el que gira el mundo, actualmente gran parte de los pacientes que se presentan al consultorio con ataques cardiacos o cáncer, son portadores de un  trastorno muy estudiado por la psicología, ataca principalmente al sexo femenino denominado ansiedad.  Conozca un poco más acerca de este es el trastorno que genera en el individuo sensaciones de enfermedades terminales.

Este problema causa alarma personal, familiar y social, cuando en realidad lo que sucede es que están pasando por una enfermedad muy estudiada por la psicología, la ansiedad.

Este problema  ataca a las  personas con elevados niveles de estrés, está  asociada generalmente con la edad adulta de los 40 años para arriba, suelen presentarse con sensaciones de estar atravesando  por ataques al corazón, ataques nerviosos, falta de aire, nauseas, palpitaciones, ahogo,  espasmos  musculares etc.

Sin embargo en la actualidad, la ansiedad, está tomando cada vez más y más fuerza entre la juventud, pacientes jóvenes entre los 15, 17, 19 años con síntomas de personas de 60 años. Este trastorno es la causante de cerca de un 10% de las falsas alarmas que reportan los consultorios médicos.

Las principales causas están relacionadas al elevado nivel de exigencia personal y social al que se ven sometidos los pacientes, muchas veces las personas nos acostumbramos tanto a un inadecuado ritmo de vida, que no tomamos en cuenta los perjuicios que ello conlleva, una mala alimentación basada en comida rápida, falta de atención física, falta de actividades sociales y una mala actitud hacia los problemas normales de la vida, harán de usted un perfecto postulante a un trastorno de Ansiedad.

Si usted sufre de alguno de los síntomas  anteriormente mencionados no dude en consultar a su médico de cabecera, pues este problema puede solucionarse desde un simple cambio de ritmo de vida hasta depender de terapia  medicada diaria para sobre llevar los síntomas.