Estás en: Psicología > Miedo > > Reflexionando Acerca De Que Es El Miedo

Reflexionando Acerca De Que Es El Miedo



Desde muy niña, siempre tuve miedo a los ratones, la verdad no lo sabía hasta que ví no solo uno sino varios al mismo tiempo, creo que este miedo no está relacionado a la repugnancia que causan a  muchas personas, sino más bien al temor de no saber con certeza que son capaces de hacer.

Muchos expertos señalan que los miedos representan las experiencias que vivimos desde que nacemos y que empiezan a determinar una reacción conforme vamos aprendiendo de nuestro entorno.

Es cierto que existen nuevos miedos que nacen con nuevas generaciones, sin embargo se dice que la mayor parte de miedos enraizados fueron aprendidos en la niñez, sea por las reacciones que veíamos en nuestros padres o por las propias experiencias.

Con el tiempo, vamos adquiriendo nuevos miedos,  pronto aprendemos el miedo a la oscuridad, el miedo al abandono, al rechazo y los miedos particulares de experiencias personales.

Entonces, podemos decir que hay varias fuentes que generan miedo y varias intensidades del miedo.

Aquellos miedos creados por los desafíos y retos personales son fácilmente superados. Aquellos miedos que violentan la integridad personal son los que marcan la vida y son más difíciles de superar.

Definitivamente estarás de acuerdo conmigo que hay experiencias de miedo que se marcan mucho más fuerte para el resto de la vida que las experiencias alegres. Estas son las experiencias que atentan contra la integridad de la persona y son, generalmente, generadas por factores externos a uno, o al menos así lo entendemos cuando nos pasa algo que, aparentemente, no es generado de forma directa por uno mismo.

Como con todos los condicionamientos de nuestra vida, vamos asociando emociones con situaciones y actuamos con mecanismos de defensa por miedo a que las situaciones sean recurrentes.

Entonces el miedo es eso, un agente de protección. Tememos a equivocarnos o que nos hieran y nos protegemos con cualquier mecanismo que mejor haya funcionado para sobrevivir.

Finalmente debemos tomar en cuenta que el miedo tiene su lado positivo y su lado negativo. El lado positivo es que nos puede ayudar a ser más prudentes y cautelosos cuando acompaña una situación. El lado negativo es que cuando gobierna una situación por lo general nos paraliza de tal forma que no tenemos ningún tipo de objetividad sobre el asunto.