Estás en: Psicología > Psicología social > > Prácticas en Psicología: la escucha activa, otra habilidad social

Prácticas en Psicología: la escucha activa, otra habilidad social


Siguiendo con el apoyo en el aprendizaje, práctica y perfeccionamiento de las habilidades sociales, después de haber revisado aquellas donde se transmite las ideas y pensamientos, hoy veremos la recepción de esos mensajes por parte nuestra y algunos consejos basados en practicas en psicología para desarrollar la escucha activa.

En anteriores artículos, vimos cuan importante es decir nuestras ideas, pensamientos y sentimientos de forma correcta, aclarando cualquier mal entendido y que hacer para resolver problemas que se nos presentaran, el saber escuchar es muy importante en la interacción con otras personas, empezamos haciendo una aclaración sencilla “escuchar” es un proceso mental dirigido, un esfuerzo consciente, “Oír” es la capacidad que tiene nuestro sentido del oído. Dicho esto empecemos a detallar la escucha activa que tiene como componentes no verbales el mantener una postura en dirección al interlocutor, la expresión facial de atención, una mirada directa, gestos y movimientos (que pueden ser afirmativos con la cabeza, sonreír, etc.) e imitar o reflejar la expresión facial del que habla. Algunos de los componentes verbales son por ejemplo murmullos de aprobación o negación (“umm, umm…” “ahá”, etc.), respuestas de reconocimiento (“claro”, “tienes razón”, “ya veo”), hacer alguna breve pregunta para aclarar algún punto, entre otros.

Dentro de las practicas en psicología, la escucha activa, como todas las habilidades sociales, se aprende, para ello solo requieres: mirar a la persona con la cual hablas dejando de lado otras actividades como escribir; escuchar no solo las palabras del mensaje, sino el tono, la inflexión y los sentimientos que transmiten; prestar atención en silencio, ser sincero al mostrar interés por lo que la otra persona dirá; pregunta algo que necesites aclarar; antes de estar en acuerdo o desacuerdo, esperar que la otra persona termine lo que tiene que decir y usar las señales no verbales y verbales. La ayuda que te brindamos tiene un enfoque psicológico, de manera que puedas empezar a usarlos en tu vida.