Estás en: Psicología > Trabajo > > Psicología en el trabajo: “Workaholic”

Psicología en el trabajo: “Workaholic”


Entre las personas que están trabajando en un lugar, podemos ver distintas personalidades y diferentes formas de llevar la situación laboral, pero acorre que por diferentes razones, se da el caso de que un compañero de trabajo vive, y porque no, se desvive por el trabajo, esta es una persona “Workaholic”.

adicto al trabajo

La adicción al trabajo no es reciente, pero en los últimos tiempos se ha visto reforzada por la competencia laboral a nivel global, a esto y sin afán de dar un matiz negativo, se suma las oportunidades que brindan las empresas para el desarrollo, ya sean prestaciones superiores o un incremento económico, dándose así una oportunidad para mejorar la vida de una persona. Sin embargo, esto puede convertirse en un problema de salud puesto que por las condiciones dadas, podrías estar viviendo para trabajar. El problema es entonces que el trabajo va mas allá de realizarse profesionalmente o ganarse la vida, se convierte como dijimos anteriormente, en  una adicción, la cual puede causar problemas tanto familiares, físicos, personales, sociales e incluso a nivel laboral.

Quienes son más propensos a sufrir este problema son ejecutivos y empleados de confianza, así también médicos, periodistas, administradores, abogados, políticos y contadores, para los cuales no parece existir un problema, siendo notado más bien en su entorno por la gente que rodea a la persona con esta adicción y las familias que sufren las consecuencias.

De esta manera tenemos un perfil de un “Workaholic”, una persona que se preocupa en exceso por su trabajo, dedicándole horas igualmente excesivas sin dedicar algún tiempo para actividades de ocio, de las cuales por el contrario absorbe ese tiempo para dedicarlo al trabajo. Además puede esto estar acompañado de una compulsión de complacer a otros, del tabaquismo y el consumo de sustancias estimulantes. Si hablamos del autoestima, esta puede estar devaluada o “agrandada”, con la consiguiente dificultad de aceptarse como son, de esta manera realizan grandes esfuerzos por rendir más de lo que pueden y buscando incrementar sus logros siempre.

Lo recomendable para estas personas es que asista a terapia psicológica, la cual les ayudará a equilibrar la vida que llevan, igualmente comenzar con la abstinencia que si bien resultará un tanto difícil, pero que debe ir acompañando al programa de recuperación. Además es necesario aprende a identificar cuáles son las situaciones que llevan a actuar de forma adictiva al trabajo, es en esta fase donde la psicoterapia será de gran importancia.