Estás en: Psicología > Psicología infantil > > Los amigos imaginarios en la psicología infantil

Los amigos imaginarios en la psicología infantil


psicologia infantilEl ser humano pasa por diferentes etapas, desde su nacimiento empieza a cambiar y aprender del mundo que le rodea, una de las principales maneras de aprender del niño es a través del juego, ya sea que este se realice en solitario o con otros compañeros de juego, es en los primeros años del niño que aparece el amigo imaginario, tema que en este artículo de psicología infantil tocaremos para saber de qué sirve al niño esta creación.

Los niños juegan de maneras distintas según el momento evolutivo que estén atravesando, de esta manera en un principio empezarán a conocerse a sí mismos y ser ellos el centro de sus juegos, sin producirse intercambio o interacción con otros compañeros de juego. En el transcurso de este tipo de juego en solitario a un tipo de juego compartido es cuando suele aparecer el amigo imaginario, más o menos a los dos o tres años de edad aunque en algunos casos hasta los siete, ocho e incluso nueve años.

Esta fantasía es absolutamente normal e inofensiva, puesto que permite al niño relacionarse con el mundo utilizando el juego y la imaginación, dado que el amigo imaginario tiene nombre y  personalidad brindados por el niño, su creación viene a permitirle cuotas elevadas de egoísmo, siendo que puede mandar en el amigo imaginario sin ser criticado, echarle la culpa si hiciera alguna travesura, resultando en una perfecta válvula de escape frente a la incomodidad de tener que adaptarse socialmente.

La desaparición del amigo imaginario no debe ser motivo de alarma, ocurre alrededor de los siete u ocho años, sin embargo si esta fantasía viene resultando ser un obstáculo para el desarrollo social del niño, es momento de realizar una consulta a un profesional en psicología infantil, ya que podría representar alguna dificultad, pudiendo constituir el amigo imaginario un recurso de huida.