Estás en: Psicología > Familia > > A veces Resulta Un Tanto Difícil Conciliar La Comunicación Familiar

A veces Resulta Un Tanto Difícil Conciliar La Comunicación Familiar



Desde los tiempos de la prehistoria se ha identificado que el hombre necesita comunicarse para vivir en sociedad, de alli que la  comunicación es  muy importante y necesaria en la vida humana, porlo tanto, es importante destacar la comunicación familiar.

Sin embargo,  no es necesario emitir palabra alguna para poder comunicar, es suficiente una mirada, un gesto, un movimiento o una señal, para que podamos estar comunicados, puesto que existe diferentes formas para comunicarnos; la verbal, escrita y corporal, son las más conocidas.

Ahora con el boom de la tecnología, podemos comunicarnos vía internet, con las diferentes páginas que está a nuestro alcance, es el caso del facebook, twitter, messenger y una infinidad de páginas web, que nos permite estar siempre comunicados con nuestros amigos, familiares,  el trabajo y con todo el mundo.

Es por ello que si podemos estar comunicados con el mundo, ¿por qué nos cuesta comunicarnos con lo más cercano que tenemos, es decir nuestra familia?

La familia es nuestra primer escuela donde crecemos como personas y como seres humanos, es allí donde aprendemos a hablar, caminar, aprendemos nuestros primeros valores, a otorgar significado a algunas cosas y es donde aprendemos a comunicarnos y expresarnos con los demás.

Dentro de la familia pueden abrirse dos tipos de brechas en la comunicación; una entre esposos  y la otra entre padres a hijos, o viceversa.

En el caso de ausencia de comunicación entre esposos, este va más allá de la separación, o que se rompa la relación, pues este afecta a cada uno de los integrantes de la familia.

Por otro lado, la falta de comunicación padres a hijos o viceversa, va quitando ese ambiente de familiaridad, de hogar, nos olvidamos de ciertos valores. Se ha demostrado que la falta de comunicación de padres a hijos o viceversa, trae como resultado adolescentes y jóvenes adictos a drogas, alcoholismo, sexo y otras adicciones negativas, además de generar bajo autoestima y depresión.

Uno de los problemas comunicacionales ya sea entre la pareja o con los hijos, es el pensar el otro debe saber lo que el otro desea o necesite. Para una buena comunicación, es fundamental que ambas partes sepan expresar de forma clara y precisa sus necesidades, preferencias y expectativas, sin temor alguno.

Por tanto, si bien es cierto que aveces es dificil comunicarnos con las personas que amamos, es preciso entender que esta es favorable para la creación de un ambiente de bienestar y satisfacción, caso contrario nos estaríamos enfrentando a un desequilibrio y en el peor de los casos hasta la  destrucción de nuestra familia. Entonces que no exista  excusa alguna para que la familia este incomunicada.