Estás en: Psicología > Terapia Gestalt > > La bioenergética en terapia Gestalt

La bioenergética en terapia Gestalt


Se había explicado con anterioridad las bases de la terapia Gestalt, donde habíamos visto los puntos en los que más énfasis hace y como estos conceptos son usados en técnicas que ayudan a la persona con los conflictos no resueltos de sí mismas. Ahora hablaremos de una de las corrientes que influye en esta corriente terapéutica, hablamos de la bioenergética.

Al hablar de terapia Gestalt, tenemos en cuenta las corrientes que influyen en la misma, de esta manera encontramos influencias del psicoanálisis, el psicodrama, el teatro, algunas corrientes existencialistas así como también fenomenológicas, filosofía del budismo Zen y la bioenergética.

La característica de la bioenergética se da en la integración que hace de la terapia psicológica, el cuerpo y sus procesos energéticos, de esta manera el trabajo que se realiza es a nivel corporal. A través de posturas concretas, se busca desbloquear tensiones musculares crónicas, las cuales se adquirieron a lo largo de la vida, las cuales estarían relacionadas con emociones que no pudieron ser expresadas en el pasado por algún motivo.

Dichas emociones necesitan ser expresadas en forma física, así como el llanto es expresión de tristeza. Cuando estas emociones no pueden ser expresadas, algún músculo o parte del cuerpo se endurece para contenerla, resultando que el cuerpo invierte mucho esfuerzo inconsciente en el mantenimiento de estas tensiones.

El uso de técnicas de bioenergética en terapia Gestalt se hace presente al momento de aplicar los conceptos del aquí y el ahora, donde esas emociones que estuvieron bloqueadas, pueden ser expresadas en un presente del sujeto, ayudando de esta manera a liberar la energía que estaba manteniendo esa tensión.