Estás en: Psicología > Terapias psicológicas > > Hablemos de la terapia sistémica

Hablemos de la terapia sistémica



La terapia sistémica es una disciplina terapéutica que se aplica al tratamiento de disfunciones, trastornos, enfermedades concebidas como expresión de las alteraciones en las interacciones, estilos relacionales y patrones comunicacionales de un grupo social.
Esta terapia tiene sus orígenes en la terapia  familiar la cual se encarga de analizar todas las interacciones que rigen su comportamiento del grupo entre los intercambios de los miembros.
Toda familia es un sistema, ya que es un conjunto de personas que interactúan entre sí, y la variación de alguno de ellos produce  una variación en resto (valga la redundancia).
Son muchas y variadas los orígenes de esta terapia que fundamentalmente se apoya en una filosofía humanística donde no sólo existe el tú y yo, sino que le dan gran trascendencia al contexto familiar y social como parte del problema. Actúa sobre la familia como un conjunto, en vez de hacerlo solamente sobre el individuo y cita a los familiares a las sesiones ya que considera que el abordaje de la misma es tanto o más importante que el individual.
En un principio, la terapia sistémica se basó en la interacción bidireccional de las relaciones humanas con fenómenos de retroalimentación constantes que influyen en la conducta de los individuos siendo el más afectado el llamado miembro sintomático que expresa la patología psiquiátrica y al cual muchas veces se estigmatiza.
Sus bases científicas surgen de las siguientes influencias:
–    Claude Shanon: quien es técnico de la información
–    Norbert Wiener: cibernética
–    Ludwing Von Bertalanffy:  teoría general de los sistemas
–    Gregory Bateson: antropólogo-familiar como sistema homeostático
–    Paul Dell: modelo evolutivo
–    Illya Prigoyen: físico
–    Humberto Maturana: biólogo
Para todos estos expertos, la familia es una entidad de evolución, no en equilibrio, capaces de transformaciones súbitas  y al trabajar en conjunto, la terapia hace intervenciones que dirige al cambio del sistema en que la persona está inserta.
Las personas funcionan en un ambiente con el cual interactúan también, y dentro de este medio están los sistemas organizados jerárquicamente.
Se organizan de la siguiente manera:
–    Persona u organismo.
–    Familia nuclear
–    Familia extensa
–    Subgrupo comunitario
–    Ciudad
–    País
–    Inserción del país al mundo
O bien:
–    Persona
–    Grupo primario
–    Grupos secundarios
–    Mesogrupo o mesosistema
–    ecosistema
Lo que resalta de esta terapia es que se atiende el cómo un individuo hace y no el por qué, además del cuándo y no importa el qué.
Los mejores resultados se obtienen en trastornos alimentarios, drogodependencias y conductas infantiles disfuncionales, en depresiones clínicas, la terapia sistémica de pareja ha resultado eficaz y puede mediar bastante tiempo entre una sesión y otra.