Estás en: Psicología > Niños > > Enuresis, un problema especialmente en los niños

Enuresis, un problema especialmente en los niños



El control que se debe tener para ir al baño, cuando la vejiga se llena, se va aprendiendo con el transcurso de los años, es en torno a los tres años de edad que el niño ya debe saber controlar la orina.

Caso contrario, si el niño no puede controlar la orina, se va a mojar los pantalones durante el día, teniendo que cambiarle cada momento, y peor aún será durante la noche, a este trastorno, se lo llama enuresis infantil.

La enuresis es un trastorno evolutivo, ya que está ligado a la edad, no es una enfermedad, es la emisión involuntaria de orina ya sea por el día o por la noche.

Las causas, son numerosas, y  las que sobresalen, son las emocionales, teniendo así a nuevos temores, inseguridades, tristeza o irritabilidad, cambio en el apetito o en los hábitos de dormir, también están más predispuestos los niños con déficit de atención e hiperactividad.

Como se dijo anteriormente, la enuresis, no es una enfermedad, sin embargo, se debe acudir de ayuda profesional, en este caso de un psicólogo o psiquiatra de niños, quien se encargará de realizar un estudio personalizado, y evaluar el problema, para así el niño pueda aprender a controlar la orina.

La tarea de los padres, es apoyar a sus hijos, sin hacerlos sentir avergonzados o intimidarlos, mas al contrario, los padres deben alentarlo y demostrarle confianza, de que pronto logrará controlar la orina.

Por otra parte, los padres también tendrán que realizar algunas tareas, una de ellas es el no proporcionarle líquidos durante la noche, nunca se le debe reñir, avergonzar o hacerles sentir culpables a los niños, recuerden que este problema es una emisión involuntaria, y tampoco malacostumbrarles a tener que ser ellos los que tengan que levantarse y llevarle al niño dormido al baño.

Con el apoyo de la familia, es decir, de los padres y hermanos, se podrá evitar el sufrimiento y secuelas psicológicas, ya que disminuye la autoestima, rendimiento escolar y alimenticio y sueño.