Estás en: Psicología > Adolescentes > > El Desarrollo Social del Adolescente

El Desarrollo Social del Adolescente



En casa tengo dos adolescentes que me están volviendo loca. Sabía en teoría que la adolescencia es el ciclo en la vida del ser humano que continua a la pubertad, que inicia entre los 12 ó 14 años, y culmina con la madurez (18 a 20 años), no sólo es la fase de mayores cambios psicológicos, sino que también está llena de cambios físicos y cognoscitivos. Pero lo que no sabía en toda su cabalidad es que en esta etapa se toman grandes decisiones que marcaran a los jóvenes para siempre.

Indagando más pude encontrar que algunos psicólogos se refieren a esta etapa como una de las más críticas del ser humano ya que el adolescente ve a la sociedad o al mundo de manera crítica y con rechazo, pues rompe el cordón umbilical que lo liga a sus padres, desconoce la autoridad o cualquier liderato y entra en ese período transitorio en donde cree que no pertenece a ningún grupo.

Una característica que me llamo la atención pero que a la vez me deja tranquila es la actitud  crítica y los sentimientos trágicos que son frecuentes entre los adolescentes; y comprendí que les sirve para dejar salir sus preocupaciones y dar descanso a los estados trágicos.

A no preocuparse porque el adolescente no es un ser esencialmente alegre, en consecuencia es por ello que al adolescente le gusta placeres como bailar, pasear, ir al cine, para mantenerse alegre, pero en el fondo, cuando vuelven a la soledad, la tónica dominante no es precisamente la alegría.
Pero aquí va lo más importante y en lo que lo padres podemos hacer mucho: Los adolescentes para aceptar su identidad, necesitan sentir que la gente lo acepta y le tiene simpatía, a medida que los individuos se independizan de su familia, necesitan más de los amigos para obtener apoyo emocional y probar nuevos valores, son sobre todo los amigos íntimos los que favorecen la formación de la identidad.

Por ello debemos entender que durante esta etapa del desarrollo, aumente considerablemente la importancia de los grupos de compañeros, el adolescente busca el apoyo de otras personas para enfrentar cambios físicos, psicológicos y sociales de esta etapa, es lógico entonces que recurra a quienes están experimentando estas mismas situaciones.

Es preciso recordar que las redes de compañeros son esenciales para la adquisición de habilidades sociales, la igualdad recíproca que caracteriza las relaciones en ésta etapa favorece el aprendizaje de respuestas positivas a la crisis que sufre el adolescente.