Estás en: Psicología > Pareja > > Disminución del deseo sexual y la psicología

Disminución del deseo sexual y la psicología


disfunsionEl sexo es una parte de nuestras vidas, en ocasiones se lo da por sentado, cuando todo funciona a la perfección, pero en caso de no ser así, adquiere gran importancia y afecta a todos los aspectos de nuestra vida diaria.

Tal y con lo revelan los estudios en psicología y nuestra propia experiencia, el deseo sexual es muy intenso al comienzo de una nueva relación de pareja,  pero a medida que el tiempo transcurre, especialmente en el caso de existir convivencia, el deseo  disminuye gradualmente.

La libido puede verse afectada por todo tipo de preocupaciones, desde el simple hecho de ser descubiertos por los hijos, hasta problemas de salud o dificultades laborales o económicas. Convirtiéndose  en un problema cuando afecta a solo uno, en cuyo caso el otro se sentirá frustrado, enojado, rechazado y desconfiara en la fidelidad de su compañero, inclusive podrá preocuparse por la salud o el estado mental y psicológico de su pareja, o sentirse inseguro consigo mismo, teniendo la sensación de haber perdido atractivo o merito.

La perdida de la libido se debe a veces a problemas de salud, como complicaciones de próstata, una posible o reciente operación de histerectomía, problema menopáusico, dolores de espalda u otro tipo de enfermedad. Si el problema no radica en la salud, el motivo puede ser psicológico.

Incidentes dentro o fuera del hogar que para uno son normales, para otro pueden resultar preocupantes, siendo quizás motivo de desconcentración, falta de erección o ausencia de lubricación.

En momentos así, la comunicación entre la pareja, será el elemento fundamental para resolver este tema de alcoba, en el caso de que la problemática se agudizara en lugar de solucionarse, se debe recurrir en una especialista en terapia de parejas y sexualidad, que pudiera brindarles una orientación más efectiva en la solución del problema