Estás en: Psicología > Pareja > > Descubre como la psicología te ayudará con tu pareja

Descubre como la psicología te ayudará con tu pareja


Todos en algún momento llegamos a tener problemas con nuestras parejas, y a veces no tenemos ni idea que es lo que genera el conflicto, para esto la psicología tiene algunas sugerencias que darte y mejores tu relación de pareja.

Antes que nada, queremos recordarles que es mejor la asistencia al consultorio de un profesional en psicología cuando, a pesar de lo que a continuación le vayamos a mostrar, el problema persiste al interior de la pareja, puesto que este tema está pensado para dar a conocer conceptos sencillos que le ayudaran en problemas no muy complicados. Dicho esto, veamos las áreas de conflicto que afectan la estructura de la pareja.

  • El poder: Según las responsabilidades, quien decide lo que hay que hacer y quien se encarga de hacer las cosas (cuidado de los hijos, finanzas, relaciones sociales, etc).
  • La intimidad: “El casado, casa quiere” es la frase que nos viene a la mente, pues la intimidad está construida en la separación de la familia de origen.
  • La pasión, el afecto, la sexualidad: El amor va sustituyendo al enamoramiento, la pasión inicial va dando paso a la intimidad y al cariño, pero no por eso se puede perder la atracción que se siente por el otro como objeto y sujeto sexual.
  • Comunicación: En cuanto se producen las riñas, pleitos verbales, empezamos con un proceso que con el tiempo va convirtiéndose en hábito, el “cómo” hagamos frente a estos conflictos es muy importante, pues si se perpetua el problema puede llegar a producir la separación.

Habiendo puesto a su consideración estas áreas conflictuales, queremos dejarle algunas ayudas para mejorar la relación de pareja que usted tiene.

  • Si tú no estás bien, nada lo estará: Que las obligaciones o la falta de tiempo no entorpezcan tu relación con tu pareja, acá cabria utilizar un poco de inteligencia emocional, respirar profundo y no mezclar las cosas.
  • Trata de no obsesionarte por lo de siempre: “Quien busca, encuentra” Las tareas domesticas, la madre, el trabajo, son cosas que no siempre tienen que estar presente en tu pensamiento, evita darles protagonismo en tu relación de pareja, si tienes que tomar alguna decisión, tómala y actúa en consecuencia, deja de “marear la perdiz”.
  • No dediques toda tu energía en preocuparte por tu relación de pareja: Date tiempo para tus caprichos (que los hay muy baratos: darte un baño, oír música, quedar con una amistad, etc.). Recuerda que al tomar distancia de una situación, y volver sobre ella, la vemos desde un punto de vista distinto, con otro ánimo.

Estas son solo algunas ideas que les brindamos para mejorar su relación de pareja, no existen frases mágicas o consejos que sirvan para todo, recuerde que si el problema persiste, busque ayuda de un profesional en psicología, verá usted que el contacto directo le brindará mayores opciones de solucionar sus conflictos.