Estás en: Psicología > Pareja > > Comunicar Sentimientos Y Expresar Necesidades – El Estrés Pre-Nupcial

Comunicar Sentimientos Y Expresar Necesidades – El Estrés Pre-Nupcial



¿Crisis por los preparativos de la boda?

El estrés se produce cuando creemos que una situación desborda nuestros recursos o capacidades.

Pero alguna vez oíste hablar del estrés pre-nupcial, pues no si te contamos que si existe. Este aflora entre las parejas próximas a casarse: cuando se acerca la fecha de la boda, olvidan lo romántico del compromiso y del noviazgo, y la relación entra en un periodo de crisis motivado por el estrés que generan los preparativos”, explica una especialista de terapia de pareja.

Durante el estrés prenupcial, los novios se sienten desbordados por los preparativos de la boda, los gastos que se avecinan, las intromisiones de los familiares y, como consecuencia, surgen comportamientos agresivos, desinterés y, en ocasiones, incluso reacciones de huida que pueden desembocar en el deseo de finalizar el compromiso.

Planificar una boda no es tarea fácil; como novios nos preocupamos durante los meses previos por conseguir que ese día sea inolvidable, especial, tal y como lo hemos soñado toda nuestra vida.

Por ello es hasta normal que toda esta energía, unida a los gastos y, en general, a la nueva vida que vas a comenzar junto a tu pareja origine un ambiente de tensión y estrés.

Pero que hacer en una situación así. Aprender a hacer del estrés un aliado y aprovechar la presión para dedicarse positivamente al desafío de organizar una boda. Quizás requiere un esfuerzo grande, pero este esfuerzo va dirigido hacia algo que tiene un verdadero sentido positivo para los novios.

Además un dato adicional, la forma en que una pareja afronta los preparativos de su boda podría considerarse como un barómetro de su capacidad para resolver los retos de la vida cotidiana. Si se pierden en darle importancia a detalles o aspectos que no la tienen, probablemente vuelvan a tropezar en la misma piedra en situaciones delicadas que, al igual que la preparación de su boda, requieren negociación por ambas partes.

Ver la boda como una oportunidad para aprender a negociar, para escuchar al otro, para comunicar sentimientos y expresar necesidades, acercará definitivamente a la pareja al “SÍ, QUIERO” con más fuerza,  convencimiento e ilusión.