Estás en: Psicología > Carrera de psicología > > Algunas cosas que suceden cuando comienzas

Algunas cosas que suceden cuando comienzas


Cuando comienzas a estudiar psicologia todo empieza a sentarte muy raro. Empiezas a ver el mundo de otra manera y eso puede afectarte tanto positiva como negativamente, pero dependerá exclusivamente de ti. Se consciente de que estarás en contacto con personas que tal vez no estén bien, por eso buscan tu ayuda, y necesitas procurar que esto no te afectará. Hay personas que al comenzar psicología se liberan, descubren todo aquello de lo que son capaces y más aún, pero hay otras que ni bien comienzan se reprimen afectándose. Por esto decimos que puede afectarte tanto para bien como para mal, eso no podemos predecirlo porque depende de cada persona en particular y de su forma de afrontar los conflictos internos y externos.

Al empezar a estudiar muchas emociones salen a la superficie de los alumnos, sobre todo de aquellos que jamás hicieron terapia en su vida. Toman el cursado como un tratamiento, y tal vez les haga bien esporádicamente, pero en algún momento notarán que no están haciendo ni una carrera ni una terapia, aunque podrían hacer ambas cosas por separado para resultados más fructíferos y reconfortantes. También pasa que las emociones surgen y fluyen, logran trabajarse a tiempo y se puede continuar el camino sin que esto represente un inconveniente para nadie.

Otra de las cosas que suelen pasarle a quienes estudian una carrera como psicología, sobre todo a aquellos que son más de proyectar que de identificarse, es que comienzan a encontrar patologías imaginarias ─o no─ en cada persona de su entorno. Pasan mucho tiempo analizando a sus amigos, a su pareja, a sus familias, creyendo que de esa forma están practicando su futura profesión cuando, por el contrario, lo único que lograrán es alejar a sus seres queridos. Es muy importante, sobre todo en una carrera de estas características, poder establecer una barrera entre la vida personal y la carrera; lo mismo cuando ya estén recibidos, debe existir una separación sana entre la profesión y el entorno.

No necesariamente te sucederá lo anterior, para nada, quizá comienzas a estudiar psicología y llevas muy bien tu carrera sin que esto te signifique ningún tipo de conflicto, lo cual sería el modelo ideal. Pero si te sucede algo de lo anterior, no te desanimes, trabaja sobre el problema y verás que identificándolo se puede solucionar muy fácilmente sin tener que resignar lo que has elegido para tu futuro, es decir, para el resto de tu vida.